ECMD cree firmemente que sus miembros, que practican la detección de metales responsable deben ser tratados de manera justa en todos los países europeos. Como ya os habíamos comentado a nivel personal y a través de la Revista DM, nosotros también hemos empezado a ejercer presión en el Parlamento Europeo, en Bruselas, con la esperanza de que, finalmente, un estándar de las prácticas relacionadas con la detección será adoptado por toda Europa. En nuestra carta de presentación, que hemos presentado a varios MPE – Miembros del Parlamento Europeo escribimos:

“Estimado Miembro del Parlamento Europeo,

El Consejo Europeo para la Detección de Metales (ECMD) se constituyó el 17 de abril 2016 con los representantes de las Federaciones de la detección de metales de siete países europeos diferentes (Bulgaria, España, Francia, Irlanda, Jersey, Polonia y el Reino Unido), con la ayuda del Consejo Nacional para la Detección de metales de Gran Bretaña, durante una conferencia internacional en Birmingham, Reino Unido. Desde su creación, la organización ha dado la bienvenida a cuatro nuevos miembros: Bélgica, Dinamarca, Italia y Suecia. El ECMD cree firmemente en la importancia de la detección de metales responsable. En las últimas décadas, muchos buscadores han contribuido a los descubrimientos de algunos de los objetos históricos más significativos y emblemáticos de todo el mundo. Además de ser un pasatiempo agradable y satisfactorio, la detección de metales, si se regulan correctamente, también es un método muy eficaz para la protección del patrimonio cultural de cada país.

El objetivo principal del Consejo Europeo para la detección del metal es contribuir al desarrollo de las leyes en Europa que actualmente regulan la detección de metales, de una manera que hace que sea posible proteger el patrimonio cultural sin limitar excesivamente esta afición, así como para educar a los que están fuera de las regulaciones pertinentes.

La detección de metales de una manera totalmente legal y estructurada.

En algunos países europeos la detección de metales se restringe injustamente, debido principalmente a la falta de comprensión de la afición y la falta de apreciación de la utilización de buscadores de voluntarios para complementar los recursos arqueológicos. Algunos tratados internacionales en realidad muestran la importancia de la participación de los ciudadanos en la protección del patrimonio. Uno de estos tratados es la Convención Marco sobre el valor del patrimonio cultural para la sociedad (también conocida como la Convención de Faro 2005). Esta Convención, que fue ratificada o firmada por más de 20 estados europeos, se basa en gran medida en el artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que deja claro que “toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes ya participar en el progreso científico y en los beneficios“. Entre otras cosas, la Convención Faro anima a todos a contribuir al proceso de estudio y presentación del patrimonio cultural, como resultado de lo cual se debe permitir a los detecto aficionados a analizar y reportar sus hallazgos a las autoridades. ECMD cree que la detección de metales puede ser estructurada y regulada de una manera eficaz con el fin de explotar la pasión y el conocimiento de los aficionados e implementar y combinar las técnicas de detección de metales con una gama de métodos arqueológicos para que esas técnicas se utilizen durante la mayoría de los estudios arqueológicos bajo la supervisión de los mismos.

Desafíos que enfrenta el ECMD.

Algunas autoridades no están adecuadamente informados sobre el tema de la detección de metales. Como resultado de ello, la detección de metales se rige por las leyes ambiguas y abusivas en los diversos países europeos. Por ejemplo, es muy posible que, accidentalmente hallemos un artefacto antiguo sin tener la intención de encontrarlo. Sin embargo, sólo el hecho de encontrar tales objetos es ilegal en algunos países. Como resultado, muchas personas se ven obligadas a ocultar sus descubrimientos accidentales con el fin de evitar ser procesados, en lugar de simplemente informar a un museo o un arqueólogo acerca de su hallazgo. Algunos países no tienen ni siquiera las leyes relacionadas con la detección de metales, lo que hace muy difícil actuar de una manera ética.

Estamos convencidos de que estas leyes estrictas hacen más daño que bien, ya que la gran mayoría de los buscadores desean respetar la ley. Un enfoque jurídico más indulgente, haría más fácil de proteger y preservar el patrimonio cultural, ya que esto alentaría a los aficionados a buscar e informar artefactos que están enterrados cerca de la superficie, mientras que deja el trabajo más difícil para los profesionales. Hay varios países donde detectoristas trabajan en estrecha colaboración con arqueólogos (y con un resultado excelente), como sucede en Flandes, Dinamarca, Inglaterra, Holanda y Gales, pero en muchos lugares no existe este tipo de cooperación. Uno de los objetivos de nuestra organización es animar a las dos partes a unir fuerzas en los países donde esto no ha sucedido todavía.

ECMD – Modificación de las leyes europeas relativas a la detección de metales.

Es nuestra intención de promover prácticas responsables y éticas con respecto a la detección de metales en todos los países europeos. Esperamos que los ejemplos de compromisos viables obtenidos en países como Dinamarca o Flandes pueden convertirse en una hoja de ruta para que otros países sigan, ya que como es evidente que todos estamos trabajando hacia un objetivo común – la protección y conservación del patrimonio cultural europeo.

Conclusión

Esta carta ha sido el primer paso efectuado en el parlamento y ha sido leída y comunicada entre los parlamentarios de diferentes países, entre ellos España. durante este año tendremos más contactos y acciones en el parlamento, estamos preparando la conferencia de Roma para finales de Mayo donde los delegados de cada país expondrán ideas que se aprobarán y se incluirán en el borrador de ley que se propondrá en el parlamento.

Esperamos sinceramente que los miembros de la FEDD y los que aún no lo son apoyéis nuestro trabajo siguiendo el código ético de nuestra web ya que esto nos ayudará a asegurarnos de ejercer una afición de detección de metales, llevado a cabo de una manera responsable, y seamos tratados con justicia y respeto “. También que los que son miembros de la FEDD ayuden a los que aún no lo son para que se unan a cualquiera de la Asociaciones adheridas a la FEDD, cuanto más seamos en esta aventura Europea mejor, en España aún estamos muy lejos en miembros federados en comparación con las federaciones de los compañeros de otros países miembros del ECMD. Recordamos que todo este proyecto y sus resultados serán validos sólo para los miembros de las asociaciones vinculadas a las Federaciones de cada país que pertenecen al ECMD.